junio 12, 2007

Zapping

Cuando hago un zapping en busca de algo potable en la tele, sigo una regla básica y elemental: hago un barrido relámpago por todos los canales, y una vez comparada la oferta, elijo. Luego cambiaré de canal más o menos veces, pero siempre empiezo con ese sencillo mandamiento.

La cosa es muy diferente cuando el mando a distancia cambia de manos.

- Déjame el mando, que voy a hacer un zapping.

- Toma.

Mi mujer aterriza en un canal, y ahí se queda. A mí me basta con segundos, décimas de segundo si me encuentro con un anuncio, para evaluar si lo que están poniendo me interesa o no. Ella necesita por lo menos medio minuto. Da igual que se trate de un truño descomunal: se queda mirándolo atentamente para mi desesperación.

- Pero quita eso.

- Ay, espera, que igual está bien.

- Joder.

Suelo terminar levantándome y yéndome a la cocina, o cogiendo algo para leer. O en una acción relámpago, arrancándole el mando de la mano y recuperando el poder omnímodo.

2 Comments:

At 4:16 p. m., Anonymous Anónimo said...

Anda! No sabía que el telediario de la noche era más truño que Factor X????

 
At 4:22 p. m., Anonymous Anónimo said...

Si claro, si lo que se busca son programas anonadantes, no me extraña que tardes segunod en encontrarlo...aunque el zapping sea un barrido inicial por la oferta televisiva...algunos intentamos ser selectivos

 

Publicar un comentario

<< Home